9 Impresionantes trucos que debe saber todo el que le encante manejar autos

1220

Vinimos a la vida para aprender, y si conduces tu propio coche acá podrás aprender algunos trucos bien interesantes, que de seguro te servirán en cualquier momento. Verás que sí, porque además te ahorrarás un dinerillo, que siempre nos caerá bien. En esta ocasión son 9 los trucos o sugerencias que te traemos, para que así te descompliques ante cualquier eventualidad, y/o que te ayude a hacerte las cosas más fáciles con ese otro amor, que suele ser vuestro coche.

1. Reparar faro rayado

Los faros de nuestro coche suelen tornarse opacos con el paso del tiempo, tanto así que parece que estuvieran arañados o rayados. Ello nos acarrea poca visibilidad por las noche, ya que la iluminación que emanan unos faros opacos ya no será la misma que cuando están totalmente transparentes.

Tomando en cuenta que una iluminación deficiente podría ocasionarnos un accidente, lo mejor será mantener esos faros bien transparentes pero cómo lo haremos? Pues el truco está en untar el cristal de los faros con suficiente crema dental, dejarla reposar unos 15 minutos y luego pulir con un paño de algodón. El resultado será bastante cercano a dejarlos “como nuevos”.

2. Abrir un vehículo con la llave dentro

Para abrir nuestra cerradura, en caso de habernos dejado la llave olvidada adentro del coche, podremos emplear una pelota de tenis, en la que habremos realizado un pequeño agujero y que apretaremos contra la cerradura. La presión del aire hará que el pestillo salte y podremos entrar a nuestro vehículo a por la llave. ¿A que esta no te la sabías? ¡Ahorrarás mucho dinero en cerrajero!

3. ¿Qué hacer si la temperatura del motor sube?

La temperatura de nuestro vehículo puede subir de forma repentina, aunque esto es de obligada revisión mecánica, pero puede ocurrir si algo se descompone inesperadamente. Para evitar que el daño sea mayor, lo que tendremos que hacer es abrir la calefacción. Puede que resulte extraño, pero al hacerlo es el calor del propio motor el que pasará a nuestro coche y podremos evitar que se rompa.

Tan sólo tendremos que abrir las ventanillas y aguantará más tiempo. Claro que esto es en el caso de que vivamos en un país en donde hayan las cuatro estaciones y estemos en invierno.

4. Limpiar el hielo

Igual el truco sirve en época de invierno, si llegase a sorprendernos una nevada y tenemos que retirar el hielo adherido a nuestro coche para evitar un accidente, tan sólo tendremos que mirar si tenemos un ambientador en el coche. Estos contienen un borde redondeado que permite eliminarlo de una forma más sencilla y podrás ver sin problema. Pero sobre todo evitarás tener que adquirir un producto específico en una tienda y que posiblemente no vuelvas a utilizar. Tan sólo procura no emplear los clásicos pinos, ya que no son adecuados.

5. Salir de un atasco

Para evitar que nuestro coche se quede varado cuando alguna rueda se ha atascado en la nieve o en el barro, tan sólo tendremos que sacar nuestra alfombrilla y colocarla bajo de la rueda en la parte en la que queramos salir. La nueva superficie no será resbaladiza y el vehículo se moverá sin problema alguno. Luego tan sólo te quedará recogerla y si la limpias bien podrás utilizarla de nuevo. Tan solo procura que no sea la del conductor, ya que es la más útil.

6. Luces largas

El espejo retrovisor central es una de las herramientas más útiles a la hora de conducir. Nos permite tener una visión completa del espacio que nos rodea sin que tengamos que realizar complicados movimientos para la parte trasera. Pero por desgracia también permite que nos deslumbre si la persona que tenemos detrás trae las luces largas o altas.

Para evitarlo tendremos que levantar la pestaña que suele estar en la parte anterior del retrovisor. Gracias a esto podremos seguir conduciendo sin quedar cegados hasta que el vehículo deje de molestarnos. Esta pestaña funciona como un switch, pero muchas personas no saben para qué sirve, y pues, es justamente para eso: bajarlo y subirlo para que las luces de los coches de atrás no nos encandilen.

7. Señal de STOP

Prestar atención a las señales que están en la carretera es imprescindible para conducir adecuadamente. En concreto, si llegamos a un cruce, sin importar si no logramos ver si tenemos un stop, tenemos que reducir la velocidad. Pero especialmente si vemos una señal igual en el lado opuesto de la intersección, significa que nosotros también tenemos que detenernos. Así tendremos una visión total para poder cruzar sin ningún riesgo.

8. Amenizar el viaje a los más pequeños

Cuando viajamos largas distancias en nuestro vehículo, tenemos que tener en cuenta a los más pequeños, ya que en muchos casos estos acaban por aburrirse y suelen ser una molestia constante. Si tienes una tablet a mano y un pulpo (ese gancho elástico utilizado para transportes), podrías tener la solución perfecta: Tan solo tendrás que enganchar la cuerda de modo que quede tirante. Luego colocarás encima la tablet con su funda. Ahora ya podrás deslizarla para colocarla en el centro o dejarles la opción de ir turnándose. De seguro que no molestarán en horas.

9. Depósito de gasolina

Si eres de los que tienen que cambiar de coche de forma habitual, o si has conseguido uno de alquiler, para encontrar dónde está el depósito de la gasolina no tendrás que bajarte del vehículo, ya que tan sólo mirando el símbolo de la gasolina podrás descubrirlo. Este puede ser un surtidor con o sin flecha, pero es la encargada de anunciar dónde estaría situada la abertura, sólo debes observar de qué lado se encuentra en el tablero la imagen del surtidor. ¿Acaso lo sabías?

TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR