Evita las “burbujas” en el acabado vinílico de tus muebles aprendiendo la técnica indiscutible de forrado

702

Hoy en día, forrar los muebles y puertas con vinilo auto-adhesivo se ha convertido en una excelente alternativa para decorar diversos ambientes y renovarlos por completo. Sin embargo para colocar esta material se requiere cierta experiencia para lograr una superficie lisa.

En esta ocasión te enseñaremos un excelente truco que te hará tener un acabado como todo un profesional, utilizaremos auto-adhesivo de color gris mate para renovar la puerta de un módulo de cocina.

Advertisements

Para está proyecto se necesitará los siguiente materiales:

  • Un rociador que habrás rellenado con agua y una gota de lavavajillas.
  • Una rasqueta limpiacristales.
  • Cutter y tijeras.

APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO

Advertisements

Primero, limpia con alcohol para eliminar cualquier resto de producto de limpieza, cera, grasa, polvo y otros. Luego, humedece con el rociador la superficie que vas a forrar con el vinilo.

El caso no es que quede empapado de agua sino solo crear una fina película húmeda para que el vinilo se pegue y despegue sin deformarse. De esta forma podrás rectificar su posición en caso se forme una burbuja de aire.

Aun cuando la superficie a forrar sea pequeña, no se aconseja retirar todo el papel protector. Resulta más cómodo despegar unos 5 centímetros aproximadamente y fijarlo sobre la puerta o mueble. Ayúdate con una rasqueta para empujar el vinilo adhesivo y retirar el papel protector.

Advertisements

La ventaja de utilizar la rasqueta limpiacristales frente a una espátula radica en que la rasqueta cubre una superficie mayor, por lo que es más eficiente que la espátula a la hora de evitar que se formen burbujas de aire. Además, la goma que llevan las rasquetas permite que no se dañe el vinilo adhesivo durante su colocación.

En caso veas que se esté formando burbujas de aire, simplemente despega el vinilo y vuelve a pegarlo. Y si notas que se van formando pequeñas burbujas, no te preocupes demasiado ya que la mayoría se reabsorben una vez se ha secado la superficie (normalmente después de 2 ó 3 horas).

En caso aún queden burbujas, aplica aire caliente con un secador de pelo al mismo tiempo que alisas la burbuja con una espátula. Y si a pesar de eso, las burbujas persisten… pincha la burbuja con una aguja o alfiler y aplicar nuevamente aire caliente.

Advertisements

Estos son los 5 pasos muy simples para aplicar vinilo:

1.- Limpia la superficie con alcohol de quemar
2.- Humedece con agua y una gota de lavavajillas
3.- Despega parcialmente el papel protector
4.- Fija el vinilo con ayuda de una rasqueta limpiacristales
5.- Espera a que se seque. Si queda alguna burbuja… utilizar una aguja, un secador de pelo o una espátula.

TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR