Aprende como proteger una placa para salpicaduras de azulejos para tu cocina

2119

Un protector contra salpicaduras intrincado, texturado o colorido puede marcar una gran diferencia en su cocina o baño. La instalación de un protector contra salpicaduras también es un proyecto de bricolaje relativamente sencillo que puede alterar por completo cualquier espacio. Sin embargo, aplicar un protector contra salpicaduras es un proceso separado que requiere diferentes materiales, herramientas y pasos. No se preocupe, este proceso también es simple y es fácil de hacer por su cuenta.

Paso 1: Protege tus encimeras

El primer paso en este proceso es tomar medidas para proteger sus mostradores. Hágalo cubriéndolos con láminas de plástico, asegurando la capa protectora en sus esquinas con cinta de pintores.

Paso 2: Mezcla tu lechada

Advertisements

Una vez que sus contadores estén listos para el proyecto, mezcle su lechada. Tome una cubeta y mezcle la lechada usando una espátula, siguiendo cuidadosamente las instrucciones en el empaque de la lechada. Cuando la sustancia tiene la misma consistencia que la mantequilla de maní, ya ha terminado de mezclar y su lechada está lista para usar.

Paso 3: Aplicar la fragua

Este es probablemente el paso más importante: en realidad aplicar la lechada a la placa para salpicaduras. Comience rompiendo mentalmente el protector contra salpicaduras en secciones separadas y más pequeñas, centrándose en una sección a la vez. Aplique la mezcla al esparcir la sustancia sobre las baldosas con un flotador. Trabajando en un ángulo de 45 grados, extienda la lechada hacia arriba. Presione firmemente la sustancia entre las fichas donde existe el espacio vacío.

Paso 4: Deja que la lechada se seque

Advertisements

Su lechada se secará rápidamente. Solo necesita de 10 a 15 minutos hasta que esté firme y seco en el espacio en el que se moldeó.

Paso 5: Eliminar exceso de lechada

Llene su segunda cubeta con agua tibia y use una esponja para limpiar cuidadosamente cualquier exceso de lechada que esté sobre las baldosas. Debe enjuagar la esponja limpia según sea necesario a lo largo de este proceso, aunque la esponja no debe estar empapada. En cambio, solo debe ser ligeramente humedecido.

Paso 6: Deje que la lechada se seque más

Advertisements

Ahora que ha limpiado las baldosas, deje que la lechada se seque por completo, ya sea durante la noche o durante varias horas. Una vez hecho esto, revise el área nuevamente con un paño suave como medida adicional para evitar que se forme una película en su placa para salpicaduras.

Paso 7: sella tu lechada

Espere 24 horas antes de completar este siguiente paso. Una vez que haya transcurrido el tiempo asignado, use un sellador y un paño limpio para proteger su lechada contra las manchas y decoloraciones naturales con el tiempo.

Paso 8 – Calafatee su protector contra salpicaduras

Advertisements

Finalmente, es hora de dar el último paso en este proceso: enmasillar su placa protectora contra salpicaduras. Hágalo alrededor de sus mostradores, donde el protector contra salpicaduras se encuentra con cualquier ventana, y así sucesivamente. Aplique un cordón con cuidado a lo largo de los bordes , continuando sobre la línea con una esponja húmeda.

TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR