Aplica los 5 tips que te permitirán tener las paredes como el día de estreno

178

Tener una pared bien limpia aporta mucho en una habitación. Realizar una limpieza a las paredes es una excelente manera de hacer más acogedor tu cuarto. Sin embargo si deseas pintar tu habitación, no puedes realizar un trabajo en una superficie en un mal estado. Si tus paredes están limpias y deseas cambiar el color de tu pared, el trabajo de pintura te resultará más sencillo.

Desempolva tus paredes

La manera de deshacerse del polvo, la suciedad y las telarañas que acortan la vida de tu pintura, es pasando un paño de microfibra, esta tarea lo debes realizar entre 10 a 15 minutos, no te olvides del techo.

Lavar las paredes de la cocina y del baño

Para limpiar estas paredes comienza desde abajo. Frotar suavemente la superficie con una esponja natural empapada con agua y jabon. Te recomendamos trabajar primero las partes pequeñas y cuando finalices, sécala con una toalla vieja.

Crea tu propio jabón para lavar tu pared

Son económicas, muy fáciles de fabricar y muy eficientes como los limpiadores de los mercados.

Primer Opción: Mezcla 1 taza de bórax y 2 cucharadas de jabón lavavajillas líquido en 4 litros de agua tibia.
Segunda Opción 2: Mezcla 1 taza de amoniaco y 1 cucharadita de jabón lavavajillas líquido en 4 litros de agua.

Realizar una prueba en la pared antes de limpiarla

Siempre es bueno realizar una prueba antes de lavar tu pared con pinturas brillantes y semibrillantes, la mayoría de pinturas básicas son lavables pero siempre es bueno hacer una pequeña prueba y tratar de no dañar tu pared.

Nunca lavar confosfato trisódico (TSP). El TSP deslustra el acabado.

Repara los daños

Siempre es bueno lijar las partes ásperas de tu pared. Rellena los orificios indeseados. Si la humedad ha causado que la pintura se llene de burbujas, ráspala y lija la zona antes de pintar nuevamente. No olvides que siempre es importante mantener tus paredes limpias.

TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR